Mi dirección de correo ha cambiado. Si me enviaste un mail al que no te he respondido, es probable que no lo haya recibido.

Para saber mi nueva dirección, pulsa en el enlace de "Contacto" que encontrarás más abajo.

Muchas gracias y disculpa las molestias.

“...Los milagros no se pueden alargar en el tiempo. Existen para ser reconocidos, para ser vividos, para ser gozados en el breve instante en que...”